Pan de pueblo fácil y bueno.

Ingredientes:

½ Levadura fresca del Mercadona.

800 gr. harina de fuerza o blanca.

200 gr. harina integral.

660 gr. agua templada.

20 a 30 gr. sal marina.

Preparación:

Se calienta el agua lo suficiente que podamos meter el dedo sin quemarnos. Unos 38° aproximadamente.

La levadura fresca de Mercadona viene en paquetes de dos unidades. Utilizaremos media unidad.

Con los dedos desmenuzamos el trozo de levadura sobre el agua templada y le añadiremos la sal. Con una cuchara agitamos el agua para disolver bien la levadura y la sal.

En una fuente o bol pondremos y mezclaremos las harinas.

En el centro del bol hacemos un hueco en la harina y vertemos la mezcla de agua con la levadura y la sal.

Con una cuchara o pala de madera removemos la harina y el agua para mezclarlos.

Debe quedar una mezcla “sucia”, es decir, cuando la tocamos con los dedos se queda la masa pegada o ensucia los dedos, es pegajosa.

Si se despega fácilmente o no ensucia los dedos se añadirá un poquito de agua, muy poquita.

Una vez en su punto, colocamos un plato encima o un film de plástico con alguna pequeña perforación. Debe tener espacio para que la masa duplique el volumen.

Luego metemos el bol en el frigorífico hasta el día siguiente.

Pasada 24 horas lo sacamos y dejamos que a temperatura ambiente un par de horas.

Pasado el tiempo pondremos un poco de harina sobre la encimera y pondremos la masa. Con ayuda de la poca harina y las manos moldeamos la masa lo suficiente para poder cogerla y ponerla en el molde o bandeja que usaremos para el horno.

El molde debe ser el doble de grande que la masa, porque crecerá.

Lo dejamos una o dos horas a temperatura ambiente. Hasta ver que ha vuelto a crecer.

Mientras pre-calentamos el horno a 240° o 250°. Cuando alcance la temperatura meteremos el molde con la masa y programamos el horno a 200° y le daremos 40 minutos de tiempo.

Cuando termine abrimos un poco la puerta del horno y esperamos unos 20 minutos.

Finalmente desmoldamos y ponemos la pieza sobre una rejilla para evitar la condensación.

Listo para comer.

Si queremos la corteza del pan más tostada le daremos 5 minutos más de horneado. O 10, depende del tipo de horno.

Si queremos una corteza más consistente podemos dar un golpe de vapor al poner el molde en el horno. Vertiendo un poco de agua en la bandeja inferior del horno precalentado y cerrando rápidamente la puerta.

Se puede hacer menos cantidad. Por ejemplo dividiendo a la mitad los ingredientes. En este caso puedes poner la misma levadura que no afecta casi nada.

 

Gracias a Alex.